jueves, 19 de mayo de 2016

Las fantasías de un lector - Parte II

Hola lectores! ¿Cómo están? ¿Cómo los trata el tiempo en sus respectivos lugares? Donde yo vivo parece que alguien le dijo al sol que se fuera porque hace como una semana que no sale. Días y dias nublados, y parece que va a seguir así. Soy una enamorada de los días nublados, pero el sol ya se está extrañando un poquiiiiito Sobre todo si se busca un incentivo para salir afuera y no quedarse como una gorda fan leyendo y leyendo encerrada.
¿Que andan leyendo de lindo? Yo estoy disfrutando muchísimo de mi actual lectura: Nada mas que una noche, de la escritora Argentina Anabella Franco. Disfrutando, fangirleando y babeando así que se vendrá una reseña bien a lo Celeste.  Y tanto fangirleo me inspira a traerles hoy una entrada prometida, vamos a ello!


Hace unos días (¿un mes ya? guaooo) publiqué en el blog una entrada con las Fantasías de un lector. Aquella fue la primera parte, y como prometí en esa entrada hoy les traigo la segunda parte. Si aun no leyeron Las fantasías de un lector - Parte I : Click acá para leerla!

Todos los lectores tenemos algo de soñadores. Y cuando de soñar se trata los límites de la imaginación se desdibujan totalmente. Entonces se nos ocurren cosas, y pasan por nuestra cabeza ideas de lo mas descabelladas e imposibles pero a la vez absolutamente geniales.

¡El lector que no tuvo al menos una vez, uno de estos pensamientos que arroje la primera piedra! 

Las fantasías de un lector - Parte II

Sacar al protagonista masculino de un libro y que sea eternamente tuyo.



¡Las atrapé pecadoras! He aquí la madre de todas las fantasías. Acá es donde todas agachan la cabeza y se guardan las piedras en el bolsillo. ¡Lo sé! ¿Quién en su sano juicio, y no sano mas que nada, no ha querido alguna vez arrancar del libro al prota masculino y tenerlo en carne y hueso a su lado para someterlo a sus... digo para amarlo por siempre? Como quizá ya sepan a estas alturas y sino lo repito por millonésima vez: soy una enamorada del amor y el romance. En la vida real (esa que existe aparte de los libros, esa donde somos normales y aburridos, si si esa) nunca me enamoré. Pero si hablamos de libros, pff.... Soy licenciada de amores imposibles y fangirlismo extremo (les puedo mostrar el título eh!).
No sé si se pueda comprobar científicamente, pero yo puedo asegurar que me he enamorado de VERDAD muchas veces, gracias a los libros (zorra literaria quién?!). Dirán: si, a cualquiera le pasa, pero no mi querido público, lo mío es cosa del otro mundo, enamoramientos que rayan la obsesión y la locura (sino pregunten a Anto) Claro que con los dedos de una mano me alcanza para nombrar a los muchachos que hasta el momento, realmente me enamoraron. Pero cuando pasa, ¡ay por Dios! Cosquilleo en el estómago, sonrisas tontas, nervios y excitación por leer casa cosa que dice y hace ese chico/hombre, pensar en él todo el tiempo, querer hablarle de él a todo el mundo, releer veinte veces las cosas que dijo, ¡querer gritar a los cuatro vientos que lo amás, que es tuyo y de nadie mas! Ni hablar de ese vacío que te queda cuando tenés que aceptar (o hacer de cuenta) que él se tiene que quedar en el libro y vos tenés que volver sola y triste a tu realidad.
Entonces nos pasa que desearíamos tener la fórmula mágica para convertir a ese personaje en alguien real. ¡Tampoco es mucho pedir! Inventan tantas cosas hoy en día, no puede ser taaan difícil crear una máquina para inventar al chico perfecto y que aparezca al lado nuestro ¿no?. Así paradito a nuestro lado, no importa que no entienda nada y esté desconcertado, nosotras le enseñamos. ¡Vendemos nuestra alma por eso!
Y bueno entonces llega la parte oscura y prohibida de este asunto que ustedes bien saben. ¿Para qué queremos que sea real ese chico? Bueno hay un abanico de posibilidades, pero creo que ninguna va a ser para tenerlo de amigo y para hablar solamente ¿no? Pero no quiero que me cierren el blog por decir cosas desubicadas y fuera del horario de protección al menor, así que lo dejo a su criterio muajaja. (¡¡Mentes sucias!!)


Tener algún poder de libro.

Para bajar un poco la temperatura luego de la primer fantasía, hablemos de los poderes y la magia de los libros. Depende qué genero nos guste leer, vamos a encontrar historias donde los protagonistas tienen poderes: magia para cualquier cosa, viajar en el tiempo, teletransportarse, leer la mente, y un largo etc.
¿Cuántas veces en nuestra real life no deseamos tener alguno de esos poderes? Para hacer desaparecer a alguien (?), para llegar a tiempo a un lugar, para viajar en segundo a otro sitio del planeta,  y mas. En mi caso creo que me gustaría tener el poder de teletransportarme y aparecer en el lugar que quiera cuando quiera. También hacer magia para que aparezcan frente a mi cosas que quiero, para cambiar automáticamente lo que no me gusta, y millones de posibilidades mas y muuuy tentadoras.
¿Qué poder de libro les gustaría tener?



Tener de amigo o pariente a un personaje.

Dejando de lado a los masculinos que nos roban el corazón, a veces un personaje hace que le tomemos mucho cariño. Esos personajes que son tan originales, divertidos únicos y amorosos, o mas bien luchadores, guerreros de la vida y fuertes, que daríamos lo que fuera por tenerlos como amigos. Pensamos que el hecho de que fueran amigos nuestros sería perfecto, nos complementaríamos con ellos, disfrutaríamos de sus bromas, los abrazaríamos o consolaríamos cuando sufren, y ellos a nosotros. Esa chica o chico de libro que adorás, esos abuelos que son lo mas tierno que hay, esos padres que parecen tan geniales y divertidos, y esos peludos, gatos o perros, que te roban en unas páginas el corazón. Me vienen a la mente los padres de Mía en Si decido quedarme, Josie de la saga Rebelión, Hazel de TFIOS, las chicas genias de Sidney Sheldon, Rosie de Donde termina el arco iris, June de Saga Legend, Elizabeth y Brett de Mi lista de deseos, entre otros.
¿Qué personaje quisieran tener como amigo o familiar?


Meterte en un libro y cambiar algo.

Vivir en un libro es algo que todos quisimos alguna vez en la vida. Vivir en ese lugar, ese pueblo, esa ciudad, trabajar de eso que trabaja el prota, conocer las cosas que él conoce, que te pasen las cosas que les pasan a esos personajes. Si pudiéramos tan solo tomar el libro en nuestras manos, pasar la cabeza después las piernas, bueno eso sería medio complicado, tan solo tener el libro y por arte de magia aparecer en ese mundo. ¿Que haríamos? Aparte de querer besar desenfrenadamente, digo de amar apasionadamente al chico u hombre del libro, podríamos hacer muchas cosas mas. Poner en su lugar a ese personaje tan repugnante y desubicado, bajarle los humos a unos cuantos, darle unas cuantas cachetadas a ese chico/chica para que deje de ser tan bobo y entre en razón. Advertir a alguien de un peligro, rescatar al que sufre, consolar, amar, acompañar, reír, etc. Hasta cambiar incluso el rumbo de la historia quizá.
¿En qué libro les gustaría meterse y para qué?


Vivir alguna situación típica de libro.

Hay situaciones típicas o llámese clichés, que se repiten muchas veces en los libros pero no por eso dejan de entretener o de gustar (a veces). Sobre todo en las novelas juveniles tenemos muuuucho de esto. El famoso baile de graduación, los encuentros a escondidas con ese amor prohibido, el vampiro/lobo/ángel que se enamora de la chica tranquila y buena, el chico malo que es el nuevo en la escuela, los protas son compañeros en una clase o en un laboratorio, la chica que tiene baja autoestima y cuando se enamora del chico misterioso se siente gracias a sus palabras, la mas fuerte, confiada y hermosa; la prota femenina que es rescatada de un peligro por un sexy ángel caído con un drama en sus espaldas; entre otras situaciones. (Da para otra entrada este tema no? jaja)
Son situaciones que inevitablemente, ya sea bien potenciadas o no, siempre aparecen en los libros o en la mayoría. Y aunque nos quejemos de esos clichés y a veces los odiemos, por ser tan repetitivos y comunes, en algún momento nos ilusionaron y nos hicieron soñar con vivir algo parecido.
En mi caso en particular, de esas situaciones las que me gustaría vivir o haber vivido en mi adolescencia son:
El baile de graduación, si tuve uno pero una %$=!%  al lado de los descritos en los libros. Ya sé que suena a soñadora boba pero he soñado co un baile de máscaras, con el chico, el vestido y la música perfectas.
Un amor prohibido. Me fascinan los amores prohibidos y siempre que leo sobre uno, QUIERO. Besos a escondidas, correr juntos de la mano, cartas en lugares secretos, palabras en clave, secretos y ... bueno me calmo.
Ser rescatada por un ángel/vampiro sexy. Si, lo confieso. No es que quiera ser la prota débil y frágil que tienen que rescatar pero me pueden esas cosas y no puedo negar que alguna vez he soñado con eso.
Ir a una escuela/instituto de libro. Me enloquecen los institutos de libros, mas si son de pupilos jajaja. Uniforme, normas que acatar, lugares secretos, habitaciones para chicas separadas de las de chicos, secretos en la escuela y entre los alumnos, clases compartidas con el galán de turno ♥ Y si me ponen un bosque alrededor listo.
¿Qué situación típica de libro les gustaría vivir?


--------------

Bueno hasta aquí llegamos con la segunda y última parte de estas Fantasías de un lector.
Espero les hayan gustado ambas entradas y se divirtieran un poco leyendo y sintiéndose indentificados con estas locuras que solo nos pasan a nosotros.


¿Cuál de estas fantasías han tenido?
 ¿Qué otra fantasía agregarían?


Que tengan un lindo día ;)
Celes.


7 comentarios:

  1. Coincido en todas! La del personaje masculino ay... quién pudiera!!
    Lo de los poderes mola mucho, porque hay cosas súper originales y chulas que estarían genial.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja que manera de reirme Celes!
    Me morí con lo de los protagonista masculinos, pero pará, taaan celosa sos que ni siquiera los nombraste? Yo quiero saber quienes son esos contados que te robaron el corazón, dale que no los voy a robar xD
    En mi caso, admito que no soy demasiado enamoradiza de personajes pero algunos me pueden, y ese sería el cliché que me gustaría, que esos malditos raros que terminan siendo tan dulces existan y me den bola. Leiste "Desde que te fuiste" de Morgan matson, porque Frank me encantó y todavía sigo babeando por él, encima hace poco me enteré que mi novio tiene un compañero de universidad que se llama Frank y es de Estados Unidos y más pienso en el maldito personaje jajaj.

    Poderes: Quiero todos.... no se puede? bueno, me gustaría detener el tiempo. Tipo l reloj de bernado ? No se si viste ese programa infantil pero quiero eso, porque yo si tuve un amor prohibido y me hubiera venido muy bien jajaj.
    Y ya me dejo de hablar porque estoy recordando muchas cosas que tampoco dan para este horario xD
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gime! Y ... bueno capaz que un poco celosa de mis chicos soy, pero un poquito nomás. Igual por ser vos te nombro algunos: Pablo de El enigma del bosque, Bosco de la saga El bosque de Sanz, Alex 1 y 2 de Delirium y Donde termina el arco iris, Nahier de la saga de Ana Franco, los chicos de Young (Nate y Braden), Jens de Otoño en el corazón,el famoso Señor Darcy de Austen, Will de Yo antes de ti.. y me callo porque por tu culpa estoy confesando que mentí y los cuento con mas dedos que los de una mano. Pero bueno que puedo hacer, soy enamoradiza. Pero esos chicos son perfectos también, es su culpa.
      Ah no vale que dejes de contar tus secretos cuando empezás a confesar lo mas interesante!!! Gime pecadora! jajaja
      un besote y gracias por comentar ♥

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo con cada una de las fantasías, no sé con cuál más he fantaseado, lo de sacar al protagonista del libro, varias veces, pero lo de que un personaje sea pariente tuyo o amigo cercano, más de una vez también al igual que los otros puntos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola, Celes!!!
    MI GRAN FANTASÍA, de las que nombrás, como lectora es poder entrar en un libro y cambiar cosas. Eso incluye repartir algunos sopapos aleccionadores a personajes xD jajaja.
    Después no se me ocurren más. Sí quiero cumplir varias de la primera entrada que yo recuerdo haber comentado y Google no me dejó el comentario T__T ahora que la miro nuevamente. En esa te decía que mis fantasías eran: No solo conocer a un autor favorito, si no ser la amiga o - en el peor de los casos - su vecina stalker jajaja, y que "me encanta la de vivir en el mundo del libro ♥
    BESOTES

    ResponderEliminar
  5. Hola Celes!
    Ay esta bella babosa. Empezaste la segunda parte de las fantasías con todo tu arsenal de gorda fan. Definitivamente soy testigo de tus enamoramiemtos. Es muy gracioso cuando te pasa porque te imagino suspirando por todos lados y sonriendo pensando en el pibe. Creo que al personaje que sacaría porque estoy muy enamorada es Levi de Fangirl... lo vivo repitiendo, pero es que es tan kjjdalkjdklas es un flaco de lo más simpático y lo adoro demasiado.
    Lo que fui a ver Xmen los otros días creo que el poder que más me gustaría tener es el de teletransportarme... noooooooo no es porque soy vaga eh... para nada :3
    Ay sí, muchas veces he querido que algunos personajes fueran mis amigos. Ahora los que se me ocurren son Kat de Alice in Zombieland... aunque Alice también es copada. Liv y Mia de Silber. Karou y Zuzana de Hija de humo y hueso. Y no me acuerdo algún otro ahora.
    Ay los clichés en la vida... lo del baile de graduación sería genial. Y lo del instituto también... si no hay un bosque alrededor del colegio no tiene chiste!
    Muy divertidas tus fantasías textuales, bella :)

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  6. Hola Celes :)
    Que manera de reírme con el primer punto :P Me declaro culpable de todos los puntos. Sí, todos. Me hubiese encantado ir a una escuela como las de los libros, con sus casilleros, semestres y demás. Y un vampiro que me venga a rescatar? si, por favor. Fue mi fantasía recurrente durante la adolescencia jajaja
    Saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por visitar el blog y comentar!